El viaje de una traducción

  1.  COMUNICACIÓN CON EL CLIENTE: aquí empieza el viaje de tu contenido. Pactamos unas tarifas y una fecha de entrega, pero sobre todo querré saber muchas cosas sobre tu contenido: ¿a quién se dirige? ¿con que voz quieres que hable? ¿tienes un glosario y/o una guía de estilo? Etc.
     

  2. INVESTIGACIÓN: ningún texto es una isla. Para traducir bien un contenido, es necesario familiarizarse también con el contexto y con lo que los lingüístas llaman el "para-texto", es decir, todo lo que lo rodea (contenidos similares, medios en que se publica, otras comunicaciones de la marca, etc.)
     

  3. PROYECTO y MEMORIA DE TRADUCCIÓN: la creatividad y la metodología son el yin y el yang de las traducciones, hay que ser originales pero sin olvidar la estructura. Los buenos traductores usamos un tipo de herramienta informática llamada CAT tool (Computer Aided Translation), en concreto yo utilizo SDL Trados StudioMemoQ: sin duda los mejores software disponibles actualmente.
    Estos programas nos permiten crear un proyecto que organiza y archiva todos tus contenidos, incluido cualquier material de referencia, y crea una memoria de traducción digital que se podrá aprovechar en las traducciones futuras para mantener alto el nivel de coherencia textual.


    ¿Qué es una memoria de traducción y para qué sirve? Vamos a poner un ejemplo: cuando hablas con tus clientes es mejor, tanto para ellos como para ti, que un "tour" se siga llamando así en todos tus contenidos, y que no aparezca como "excursión", "gira", "viaje" u otros sinónimos. De esta manera será más fácil de recordar y ayudará a que la comunicación sea más fluida y efectiva. Además, el software nos señala las frases que se repiten, ¡y esas son mucho más baratas que una frase cualquiera (20% de la tarifa)!
     

  4. TRADUCCIÓN: aquí es donde empieza el trabajo de localización propiamente dicho. Además del software que acabamos de ver, suelo utilizar todo tipo de glosarios y diccionarios técnicos, según el sector de tu empresa (o producto). Lo más importante a tener en cuenta en una traducción es el mensaje: el texto traducido debe aportar todas las informaciones contenidas en el original y causar el efecto requerido en el publico de destino.
     

  5. PRIMERA REVISIÓN: una vez acabada la traducción, se revisa el texto, se realiza un control ortográfico y gramatical y un test de calidad (QA testing), para asegurarnos de que no haya errores de ningún tipo y que el formato se adapte al medio de comunicación que hospedará el contenido (en el caso de contenidos para el Web, eso incluye la verificación del código informático).
     

  6. FEEDBACK DEL CLIENTE: te enviaré el texto traducido y revisado para que lo controles personalmente y, si encontraras algún fallo o algo que quisieras cambiar, que me lo comuniques.
     

  7. SEGUNDA REVISIÓN: a raíz de tu feedback, llevaré a cabo los cambios necesarios y volveré a realizar el control ortográfico/gramatical y el control de calidad.
     

  8. ENTREGA FINAL: el viaje de nuestro texto llega a su destino, una vez enviado en el formato requerido y dentro del plazo de entrega pactado. ¡Pero el proceso de comunicación entre nosotros no acaba aquí! El flujo de la comunicación entre tu y yo seguirá en el tiempo, enriqueciendo la calidad de cada traducción futura gracias a tus comentarios y a la experiencia que iremos ganando juntos.